Tristeza

tristeza

 

¡Qué mucho me duele el corazón!

El alma llora entonces con lágrimas de plata.
Se pierden sentimientos y en toda mi razón
Hay tristes pensamientos que me matan.

Yo quiero abandonarme al amor.
Mi cuerpo tiembla débil, sin fuerza.
Quisiera apagar las luces de dolor,
Pero en tus ojos brilla la tristeza.

Tu cuerpo ya difunde un lobrego calor,
Tus labios no gustan mis labios de fresa,
Y sólo la mirada denota el amor
Que se esconde cerca, en olas de tristeza.

 

© Crowelle.com/Tatiana Art